Sopa de pollo y Orzo al limón

Sopa de pollo y Orzo al limón

Partamos desde el inicio, ¿qué es la pasta de Orzo?; mejor conocida como “Risone”, cobró popularidad en Grecia, Turquía, Italia y prácticamente en todo el Mediterráneo, debido a la sencillez de su preparación, a su versatilidad culinaria y, sobre todo, por su capacidad de absorción que, potencializa los sabores de los ingredientes con los que se mezcla.

 

Entonces, imagina que tienes una reunión familiar o con amigos, pero no cuentas con demasiado tiempo para enfrascarte en una preparación de dimensiones bíblicas, pues bien, es aquí, para no ir demasiado lejos, que la pasta de Orzo, salvara el evento.

 

Primero lo primero, debemos contar con los ingredientes adecuados:

 

  • 1 o 2 pechugas de pollo.
  • Zanahorias al gusto.
  • 2 puerros (mejor conocido en el mundo culinario como poro)
  • 1 taza de pasta de Orzo.
  • 2 limones (utilizaremos el zumo y la ralladura)
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta al gusto.
  • Hierbas aromáticas.

 

Y, sobre todo, mucho amor.

 

Preparación:

Primeramente deberemos poner a hervir las pechugas de pollo en agua suficiente (aproximadamente 1.5 litros) durante 30 o 35 minutos, durante la cocción del pollo, rallaremos la cáscara de uno de nuestros limones y extraeremos el zumo de ambos, luego pelamos y rebanamos las zanahorias y los puerros.

 

Ahora colocaremos las verduras en una sartén para sofreírlas con un poco de aceite de oliva salpimentada (alrededor de 10 minutos) y, pasado el tiempo de cocción del pollo, lo retiraremos del caldo y, sin apagar el fuego de la olla, agregaremos el Orzo (fuego lento)

 

Debemos cortar el pollo en finas tiras para posteriormente, agregarlo a la sartén y sofreír todo junto por alrededor de 5 minutos más.

 

Una vez que nuestro sofrito se mire delicioso, lo incorporaremos al caldo y al Orzo, sin olvidar agregar las hiervas aromáticas, la ralladura y el zumo de los limones, y lo dejaremos hervir todo junto por 10 o 12 minutos más.

 

Posteriormente verificamos con una cucharadita la cantidad de sal y pimienta, agregamos un poco más de hacer falta y ¡voila!

 

Nuestra sopa está lista para servirse.

 

Te aconsejamos colocar al centro de la mesa algunas rebanadas de pan de centeno y unas cuantas rodajas de chile serrano para darle un toque más mexicano.

¡Buon appetito!

Cuéntanos tu experiencia con esta receta y, si agregaste algún otro ingrediente delicioso, compártenos tu receta.